EXIT / EXIST

“Vivir es pasar de un espacio a otro haciendo lo posible para no golpearse”
                                                                     (Georges Perec, Especies de espacios)

En la escena de apertura de la película Holy Motors, el propio director de la película, Leos Carax aparece en pijama en la habitación de un dormitorio. Después de encenderse un cigarro recorre parte de la misma y arrastra sus manos por las paredes de la misma cubiertas por un papel pintado que simula un bosque. Carax intenta buscar una salida o lo que es lo mismo, una entrada hacia otro lugar que desconocemos. De pronto se abre una puerta, y a partir de ahí, la imagen ya es otra. Cambiamos de escenario. Cambiamos de lugar. Todo comienza a dislocarse. La habitación abre un túnel hacia lo que parece ser la sala de un cine. El propio director ve como todos los espectadores miran hacia una pantalla vacía de imágenes. Ahora sí, comienza la película.

De la misma manera que Carax engrasa sus “Santos motores” para hablarnos de la realidad de su propio oficio como cinematógrafo, hay en el trabajo de Alejandro Ginés, una serie de estrategias y procesos que nos conducen a reflexionar sobre el propio oficio del artista en un contexto complejo como es el de la actualidad.

Su trabajo es una invitación a la búsqueda, a la huida, al escape. Pasadizos secretos. Habitaciones ocultas. Túneles oscuros. Elementos que ayudan al hombre a construir salidas alternativas en situaciones históricas complejas.

Crítica Diario Sur

Crítica La Opinión de Málaga

Perfil artístico – Iniciarte

Catálogo exposición Iniciarte issuu

Exit / Exist, (2016) →
Sala El Palmeral Iniciarte, Málaga

Bosque, (2016) ↓
Impresión digita


Cuando Alejandro Ginés se refiere a las piezas que forman parte del proyecto EXIT/EXIST habla de “mecanismos”, casi nunca de obras. En sus proyectos siempre hay algo que se oculta, algo que huye, que no está presente, de ahí el desasosiego que provocan mecanismos que bien proceden de un contexto tan cercano, cotidiano y real. 

Serán estos mecanismos de la ocultación y el desvelo, los que nuevamente nos conduzcan a comprender los objetos que configuran EXIT/ EXIST como imágenes poéticas que activan diferentes resortes psicológicos, pues casi se trata de arquetipos mentales, que nos invitan a practicar nuestros diferentes planes de fuga, estrategias de huida que se despliegan ante nosotros como una de las más importantes necesidades del ser. Huir, escapar, llegar al bosque, trazar los caminos.

Plan de fuga, Valla, (2016) →
Escultura: madera y césped artificial
261 x 156 x 316 cm


Reivindicar la huida hasta de uno mismo. Proponer espacios en los que la opción de habitar no viene marcada por las directrices de una hipoteca real, sino de un alquiler poético que nos invita a pensar en lugares que se esconden en el cajón de un archivador, en territorios desconocidos que aparecen bajo una pizarra cubierta por la arena de una playa o en regiones ocultas a las que llegar a través de una precaria escalera de cuerda como las que durante años hemos visto en películas de fugas carcelarias. Salir, huir, escapar. Encontrar tu camino. 

Derribar una valla para abrir un camino. Esa es la frase con la que Alejandro Ginés se refiere a una de las piezas de Plan de fuga. En ella, una pequeña valla común es el cebo que activa el mecanismo de fuga hacia otra parte. Un refugio contra la comodidad, un lugar para uno mismo. Al fin y al cabo, la dificultad de encontrar un lugar en el mundo. 

Después de sortear las trampas, activar todos los mecanismos, transitar todos los túneles al final aparece el bosque, imagen de lo salvaje, de lo ignoto, terra incógnita en la que perdernos y trazar nuestros caminos 

Caminar por lugares inciertos. Deambular por los recovecos de la mente hasta encontrar un territorio de salida. EXIT/EXIST. Abrir puertas, derribar fronteras, descubrir caminos. 

Jesús Alcaide

 

 

Plan de fuga, Pizarra b, (2016) →
Escultura: madera y metal
225 x 250 x 150 cm 

 

 

Plan de fuga, Tragaluz, (2016) → 
Escultura: Madera y plastico
30 x 27 x 20 cm

Plan de fuga, Pizarra b, (2015) ↓
Escultura: Madera y plastico
23 x 25 x 15 cm

Plan de fuga, Pizarra a, (2015) ↓ 
Escultura: Madera das y plastico
17 x 21 x 19 cm

Plan de fuga, Maletín, (2015) ↓
Escultura: madera, plástico y tela 
23 x 25 x 30 cm